Se requiere cifrado (BitLocker)

Como parte de la aplicación de las líneas base de seguridad, es posible que reciba una notificación en Windows indicándole que la organización necesita que se cierre el dispositivo.
 
BitLocker es un sistema de cifrado a nivel de disco incluido en Windows Pro. Para configurarlo en unidades fijas:
  1. Pulsamos en la notificación en el centro de notificaciones de Windows (se abre pulsando en la esquina inferior derecha de la pantalla) y aparecerá una ventana con título “¿Estás listo para iniciar el cifrado?”
  2. Nos aseguramos de que no existe ningún software de seguridad o cifrado instalado y marcamos la casilla “Cifrar todos mis discos” y pulsamos en “Si”
  3. Un asistente comprueba la configuración del equipo (es posible que no sea compatible con encriptación, en cuyo caso se debe cerrar el asistente)
  4. Si es compatible, solicitará Preparar la unidad para BitLocker y pulsaremos en Siguiente
  5. Una vez completado este paso, solicitará Cifrar la unidad y pulsaremos nuevamente en Siguiente
  6. En la pantalla de “Elija como desbloquear la unidad en el inicio” seleccionaremos la opción “Permitir que BitLocker desbloquee mi unidad automáticamente en caso de estar disponible (si no aparece, seleccionaremos “Escriba un PIN”)
  7. En la pantalla de “¿Cómo desea realizar la copia de seguridad de la clave de recuperación?” seleccionaremos las opciones de “Imprimir la clave de recuperación” (la empresa la debe guardar en un lugar seguro) y también pulsaremos en “Guardar en la cuenta de Azure AD” tras lo cual pulsaremos en “Siguiente”
  8. En la pantalla de “Elegir que cantidad de la unidad desea cifrar” seleccionamos “Cifrar la unidad entera” y pulsamos en “Siguiente"
  9.  Iniciamos el cifrado
  10. Una vez finalice, recomendamos reiniciar el equipo

¿Necesita más ayuda?

*Todos los precios especificados son impuestos excluidos: Para algunos clientes en la UE, se aplica IVA. Más información.
**Los precios indicados por defecto son para pago anual, en la modalidad de pago mensual los precios aumentan un +20%. Todos los servicios tienen renovación automática por defecto y se requiere preaviso de 30 días para cambio/cancelación.